El Comarcal

Portada

EL HUMEDAL DEL BAICO

EL HUMEDAL CEGADO La laguna salina de Baico es la imagen original de un territorio que intenta sobrevivir a pesar de las continuadas desecaciones

El silbido agudo y corto de las cigüeñuelas se deja oír entre las masas de tarajes y matorral halófito del paraje llamado laguna del Baico, en un territorio de llanuras y sustratos salinos muy cerda de la localidad de Baza. Son aves zancudas de imagen similar a las cigüeñas aunque con solo 30 centímetros de altura, que en este espacio ya solo se pueden ver entre las mermadas charcas a las que, en los últimos años, se ha visto reducido el conocido como humedal del Baico. Hasta hace poco más de tres años era posible observarlas en las láminas de agua que afloraban del subsuelo, pero con el paso del tiempo y el efecto de las continuas operaciones de desecación a la que es sometido este espacio, hay que buscarlas en zonas de interior, en los nacimientos de agua o en los ensanches de los canales artificiales utilizados para desecar este ecosistema que aunque solo posea un mínimo nivel de agua es utilizado por numerosas aves acuáticas para descansar en sus migraciones. 

TEXTO JUAN ENRIQUE GÓMEZ Y MERCHE S. CALLE / WASTE Magazine

Por Fotografía: José Angel Rodriguez